Alcolock: una propuesta eficaz para combatir un problema grave

El 40% de los accidentes vehiculares en México son causados por el consumo de alcohol.

Alcolock es un dispositivo que al detectar niveles de alcohol no permite encender el vehículo. La seguridad vial es indispensable en tu negocio. Te brindamos está opción para que puedas prevenir en esta época decembrina.


Conducir responsablemente es una obligación social de cada individuo, en especial en un contexto como el nuestro. En México, más del 40% de los accidentes automovilísticos son causados por conductores intoxicados. Ante este problema, que no solo atañe a nuestro país, un sistema ha sobresalido recientemente como posible solución a esta grave problemática.


La época decembrina no solo significa la celebración y la dicha navideña: es también la temporada en la que más aumentan los accidentes automovilísticos causados por consumo de alcohol.


El problema lleva con nosotros por más de un siglo. Desde la invención del automóvil, los conductores ebrios han sido un problema para la seguridad pública. Sin embargo, no fue hasta 1950 en que el primer alcoholímetro, como lo conocemos hoy en día, fue puesto a prueba. Desde entonces, la aplicación de estas pruebas para constatar el nivel de alcohol en la sangre de una persona recayó sobre los elementos de seguridad vial. Hoy en día la prueba es aplicada en uno de dos casos: al existir sospecha por parte de los elementos de seguridad vial de que alguien está manejando bajo los efectos del alcohol, o al pasar por uno de los puntos de retención, los llamados “toritos”.

Sin embargo, esta dinámica está sujeta a la oportunidad de realizar la prueba, algo que permite que muchos conductores se salgan con la suya, abonando en los casos más desafortunados a la cifra citada al principio de este artículo. Es aquí donde entra el alcolock, un dispositivo de bloqueo de arranque que evita que un vehículo se encienda al detectar un nivel de alcohol en la sangre mayor al permitido.

El alcolock no solo requiere una muestra de aliento al encender el coche. También exige lo que se llama el “re-test rodante”, en el que, en un intervalo de tiempo aleatorio después de la ignición del motor, se le pedirá al conductor otra prueba de aliento para comprobar que no haya sido otra persona quien realizó la prueba en su lugar o que el conductor no haya comenzado a tomar después de la primera prueba. En caso de que esta segunda prueba falle, no se apagará el motor; sin embargo, el coche comenzará a dar pitidos y a prender y a apagar las luces, generando una señal de alarma, hasta que se registre una prueba limpia en el dispositivo o se apague el motor del vehículo.


Si bien este concepto puede sonar futurístico, ya es una realidad existente en otros lugares del mundo. En Estados Unidos, por ejemplo y dependiendo de cada estado, cuando una persona es detenida por conducir bajo los efectos del alcohol, es posible que tenga que conseguir un alcolock para su vehículo y utilizarlo por un mínimo de cinco meses para conservar su licencia. Esta medida de seguridad se aplica de forma más rigurosa en casos de personas que cometen la infracción por segunda vez.


Otro de los casos más sonados del alcolock es el de España, país que en 2017 aprobó un contrato para comprar alcolocks. A partir del próximo año, estos se volverán parte obligatoria de autobuses y de los vehículos de conductores profesionales a lo largo de la Unión Europea. Los datos registrados por el alcolock no solo se vuelven decisivos para el arranque del vehículo, sino que también están ligados a un sistema de telemetría con el cual las autoridades esperan utilizar los datos en futuros casos de accidentes automovilísticos.


En México no existen regulaciones aún sobre los dispositivos de bloqueo de arranque por alcohol, pero se espera que pronto la medida cobre popularidad y se acople a nuestras normas de tránsito. Al menos en la Unión Europea, lo sorprendente es que la avasallante mayoría de los transportistas apoyan la medida, acordando que ayudará a reducir el número de accidentes viales y a mejorar las condiciones de conducción en los caminos de la UE.

En Nexoil no podemos estar más de acuerdo: la seguridad vial, no solo en estas fechas, sino en el año entero, es de suma importancia para el correcto y seguro funcionamiento tanto de las empresas como de los conductores y pasajeros. Estamos seguros que está medida llegará pronto a nuestro país con el fin de reforzar la seguridad vial.


#FelicesFiestas #NexoilCombustibles #SeguridadVial #Seguridad #Nexoil #TuVehículo

10 visualizaciones0 comentarios